CLIENTE: Blanca Paloma

La Blanca Paloma es un mesón donde se realizan eventos y celebraciones ubicado en Jerez de la Frontera. El encargo fue decorar uno de los salones del lugar, se pintaron 3 paredes, con espray y pincel. La idea era representar recursos y costumbres de la tierra. Se pintaron unas botas de vino en  interior de bodega, también en otro paño se hicieron dos cuadros con muchedumbre haciendo el paso de la virgen. En la otra pared se pintó un campo de viñas, paisaje común de la campiña jerezana. Se compuso de un horizonte que dividía el paño de pared con la mitad de cielo y mitad de tierra con hileras de viña en perspectiva. En el dibujo se puede apreciar algún ave común de la zona y al fondo dibujado el mesón de la Blanca Paloma.